El Jarillero y el Naranja cayeron en la Liga Mendocina

Por Soy del Este

En el marco de la 7ª fecha del torneo Anual en la Primera A de la Liga Mendocina de Fútbol, Club Atlético Palmira perdió por 2 a 1 en su visita a Club Sportivo Independiente Rivadavia. Por su parte, Centro Deportivo Rivadavia cayó de local ante el Club Deportivo y Social Guaymallén por 1 a 0.

EL JARILLERO SUFRIÓ UN TRASPIÉ EN CARRODILLA ANTE LA LEPRA

Club Atlético Palmira perdió por 2 a 1 en su visita a Club Sportivo Independiente Rivadavia en el marco de la 7ª fecha del torneo Anual en la Primera A de la Liga Mendocina de Fútbol. El conjunto aurinegro no logra volver a encausar su rumbo y cayó por segundo juego al hilo y lleva tres encuentros sin ganar.

El elenco que conduce Javier Villaseca debía dejar atrás la derrota contra Gutiérrez en esta visita a la Ciudad Deportiva de Independiente Rivadavia en Carrodilla. La Lepra entró en partido más rápido, con unos buenos primeros minutos de Polittino, el volante por izquierda, y los dos puntas Reveco y Soria.

Cuando se jugaban 13′ de la primera etapa, con una pelota filtrada entre lineas para Soria, el delantero quedó mano a mano frente a Irrera pero perdió el duelo contra el guardameta jarillero. Sin embargo, el rebote lo tomó Polittino para asistir al medio a Reveco, quien definió potente arriba para poner en ventaja al local.

Rápida reacción tuvieron los Aurinegros, tanto así que apenas pasados los 20′, de pelota parada Amaya asistió a Tagua, que la peinó por arriba de la humanidad del portero Gómez. Luego de la igualdad, Palmira generó aún más situaciones con las que contaron sus puntas Navarro y Altamirano, pero no fueron concretadas. El entretiempo arribó con un Jarillero concluyendo mejor el primer período.

En el inicio del complemento, la Escoba arrancó jugando cerca de la valla de Gómez y con dominio sobre el equipo Azul. Con el pasar de los minutos, el desarrollo se tornó más parejo con poca fluidez en el juego. Promediando la etapa, Polittino a partir de un balón detenido, y favorecido su remate por un desvío en la barrera, puso en ventaja al elenco leproso.

Como en el primer tiempo, el gol tocó el orgullo jarillero y salió en búsqueda del empate pero no con la claridad que había logrado en la primera mitad. Palmira fue acorralando a un Independiente cerrado atrás y parado para la contra, pero cuando contó con chances para la llegar al igualdad se encontró bien ubicado el arquero Gómez.

El tiempo de adición fue escaso para un Jarillero que no encontró cómo dañar otra vez el arco azul. La próxima fecha (8ª), Atlético Palmira visitará al Club Deportivo Maipú, que en esta jornada igualó 1 a 1 en el clásico con Gutiérrez Sport Club.

EL NARANJA NO PUDO CON EL CACIQUE

Centro Deportivo Rivadavia cayó ante el Club Deportivo y Social Guaymallén por 1 a 0, en un encuentro caliente que terminó con dos expulsados por el lado de los esteños (Bonarrico y Fondere). Leandro Gobbi anotó el único tanto del partido.

Los Naranjas no tuvieron una actuación lúcida, como en la mayoría de sus partidos. El rival lo llevó a su juego, más trabado en la mitad de la cancha, de segunda pelotas, fricción constante y pocas situaciones de gol.

El Cacique tuvo la primera clara a las 12´ del primer tiempo, cuando David Pizarro quedó mano a mano con Domenech aunque con poco ángulo. Su remate dio en el palo, para alivio del elenco esteño, que no encontraba la pelota.

De a poco el trámite se fue equilibrando y Rivadavia logró tener más la redonda con Ponti y Vargas haciéndose dueños de la misma. Sin embargo, seguía sin ser profundo. Cuando todo indicaba que el 0 a 0 era inamovible, desde una pelota parada a los 43´, llegó un cabezazo demoledor de Leandro Gobbi, que nada pudo hacer el 1 de Rivadavia. Con ese 1-0, terminaría la primera mitad.

En el complemento, hubo más problemas para el Naranja que se quedaría con uno menos, tras la expulsión por roja directa de Bonarrico, luego de una infracción en la mitad de la cancha, llegando tarde a disputar la pelota. Esta situación generó malestar en Guaymallén, ya que Bonarrico jugó en dicho club.

La diferencia numérica nunca se notó en cancha, ni siquiera cuando Rivadavia se quedó con 9, casi en el cierre, luego de la doble amarilla de Juan Pablo Fondere. Para el banco local, fue exagerada esa segunda amonestación y le protestó al árbitro Diego Castellino.

En ataque, los Naranjas solo crearon dos situaciones claras, ambas llegaron desde los pies de Pinea. Un zurdazo que encontró bien parado a Varas, y minutos después un remate de larga distancia tras ver adelantado al arquero, quien logró volver con tiempo y desactivar el peligro.

Victoria de Guaymallén en un partido caliente y parejo, donde la diferencia estuvo en la eficacia del Cacique, que con un cabezazo se llevó tres puntos a su terruño.

Fuente: Soy del Este.-

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com