Irrigación inauguró el ACRE de Santa Rosa

Por Redacción 

A partir del trabajo conjunto entre el municipio de Santa Rosa, Aysam, INTA e Irrigación, se inauguró esta semana el ACRE (Área de Cultivos Restringidos Especiales) del municipio esteño, enclavado en una superficie de 15 hectáreas ubicado en calle Las Coloradas, dos kilómetros al norte de la Villa Cabecera. Un proyecto modelo que servirá para replicara en otros municipios de la Provincia.

El proyecto elaborado por Irrigación permite el desarrollo de riego agrícola a partir del reuso de los efluentes cloacales tratados en la planta de tratamiento que posee el departamento de Santa Rosa; y surgió en el marco del cumplimiento de la normativa del Departamento General de Irrigación (DGI), Resolución 400/03 del Honorable Tribunal Administrativo, respecto de la disposición final de efluentes cloacales tratados en riego agrícola. Además, dentro de una gestión integral de tratamiento de efluentes y reúsos hídricos, el cual se desarrolla a través de Irrigación en todo el ámbito provincial.

El proyecto para Santa Rosa se llevó a cabo con la colaboración de la empresa AYSAM, operadora de la planta, y con la participación estratégica del INTA, que intervino en la selección del tipo de cultivo que tendrá el ACRE, tanto para el verano como para el invierno, como también en el asesoramiento agronómico respecto de los tipos de suelos.

De las 15 hectáreas de riego que posee el ACRE, cinco se sistematizarán con riego presurizado (goteo), y el resto, con riego tradicional.

¿Qué es un ACRE?

Las Áreas de Cultivos Restringidos Especiales (ACRES) son áreas agrícolas destinadas al aprovechamiento productivo de los efluentes tratados que provienen de plantas depuradoras de líquidos cloacales. No obstante, existe la posibilidad de establecer un ACRE. sin una planta depuradora previa, siempre y cuando se garantice que los efluentes cumplirán con los parámetros de calidad previstos para estos fines.

En la Provincia existen más de 20 Áreas de Cultivos Restringidos Especiales (ACRE), abarcando más de 7 mil hectáreas, donde se riegan los cultivos con efluentes domésticos tratados bajo estrictas normas sanitarias establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los efluentes tratados de plantas depuradoras cloacales constituyen un recurso hídrico adicional que merece ser considerado dentro de la gestión integral del agua, a fin de hacer frente al crecimiento de la demanda.

Con esta práctica, además,  se completa el tratamiento que se lleva a cabo en las plantas depuradoras de efluentes y se incorporan nutrientes a los suelos,  logrando un aprovechamiento económico que adquiere importancia en una zona árida como Mendoza.

Cuando el agua cumple su función en el uso industrial y en los hogares, AYSAM, municipios y otros operadores tratan estos efluentes cloacales en 40 plantas depuradoras ubicadas en toda la provincia.

En Paramillos (Lavalle), cuenca del Río Mendoza hay una planta depuradora de AYSAM cuyos líquidos cloacales riegan 3 mil hectáreas de ACRE, es decir Áreas de Cultivos Restringidos Especiales. Esta planta cuenta con una serie de 4 piletas o lagunas artificiales donde la depuración se realiza mediante un tratamiento biológico natural en el que se reducen los agentes patógenos y contaminantes por mortalidad bacteriana, gracias a la acción del oxígeno, sol y temperatura. Los líquidos cloacales pasan las lagunas a través de caños o cruces sin consumo energético, hasta que cumplen el ciclo de tratamiento obteniendo la calidad adecuada para poder salir por el  canal de fuga y llegar a los ACREs. De ser necesario y luego de análisis, al agua se le incorpora desinfectantes.

Irrigación monitorea estos líquidos cloacales tras su salida de esta planta y de las otras que existen en la provincia; y los conduce para aprovecharlos productivamente. Unas  7 mil hectáreas de ACRE posicionan a la provincia como una de las pocas del país que utiliza este método para riego de cultivos y la única que cuenta con una detallada reglamentación para ello.

En los ACREs se cultivan vegetales permitidos por las regulaciones de Irrigación como vides, olivos, forestales, frutales de carozo y vegetales con cáscara.

El afianzamiento del reuso es un recurso hídrico adicional que debe ser considerado dentro de la gestión integral del agua, a fin de hacer frente al crecimiento de la demanda y a la emergencia hídrica que lleva 6 años en nuestra provincia.

Fuente: Irrigación.-

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com