Polilla de la Vid: comenzó el tratamiento aéreo en el Este

Por Redacción

Las acciones de control se realizan luego de recorrer las fincas a tratar comunicando las acciones y características del control.

El Iscamen inició el Servicio de Tratamientos Aéreos, como parte de la tercera etapa de control de la polilla de la vid, Lobesia botrana. Es parte de un plan de manejo integrado que se complementa con otras herramientas dispuestas para el combate de la plaga, como la asistencia con difusores de feromonas, entrega de agroquímicos en mano y alertas fitosanitarias.

En la jornada de hoy, este servicio se desarrolla en las localidades de Costa de Araujo, El Carmen, El Plumero, Gustavo André, La Asunción, La Bajada del departamento de Lavalle, y para  Nueva California y Alto Salvador del Departamento de San Martín. Las acciones de control se realizan tras previo recorrido por las fincas a tratar, comunicando las acciones y características del control.

Simultáneamente, se está asistiendo a productores con insecticidas específicos en las áreas con mayor prevalencia de la plaga y que aún no han recibido asistencia en esta campaña. Se estima asistir aproximadamente 42.000 hectáreas de viñedos de esta manera. Para esta acción se han habilitado puntos de entrega en la delegación San Martín del Iscamen, delegación Valle de Uco y delegación Km 8, en Guaymallén.

El Servicio de Tratamientos Aéreos se extenderá hasta el próximo 6 de noviembre y se realizará en un total de 54.976 hectáreas, incluyendo 9.059 hectáreas en Rivadavia, 3.526 en Junín, 18.231 en San Martín, 5.266 en Maipú, 4.932 en Santa Rosa, 9.947 de Lavalle y 4.013 en Luján de Cuyo.

A través de la Resolución 449, cuenta con aprobación por parte de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial.

Se utilizarán productos registrados y autorizados por el Senasa, amigables con el medio ambiente y de la categoría toxicológica Clase 4 (banda verde). Los tratamientos serán supervisados por técnicos del Iscamen y del Senasa.

Más allá de la especificidad del producto para el control de la plaga, no se realizarán aplicaciones en zonas urbanas, periurbanas, fuentes de agua, canales de riego, colmenas, escuelas, centros de salud y hospitales. Si bien la normativa de Ambiente establece zonas buffer (de protección) de 100/200 metros, se han establecido zonas de contención o amortiguamiento con 500 metros de protección hasta lugares de aplicación, lo que supera ampliamente los límites internacionales en la materia.

Fuente: Prensa Mendoza.-

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com