Comenzó el juicio por los supuestos abusos a niñas en El Carrizal

Por Redacción

El juicio contra Lucas Emmanuel Fernández, el ex auxiliar fiscal del departamento de Santa Rosa acusado por el abuso sexual de dos niñas de 12 años ocurrido en enero en El Carrizal, Rivadavia, comenzó este lunes en los tribunales del Este.

Durante la primera jornada declararon cinco de los catorce testigos que se sentarán frente al estrado a lo largo del proceso. Entre ellos, se destacó el testimonio del policía que llegó hasta el lugar donde el imputado se encontraba con las menores y lo aprehendió.

El efectivo aseguró que tanto Fernández como las víctimas se encontraban vestidos y no observó una situación carnal. Para mañana se aguarda la palabra del médico forense que realizó los peritajes a las nenas.

El debate comenzó a las 9 en la Sala 1 del edificio del Poder Judicial de calle 9 de Julio de San Martín, donde la prensa debió aguardar en los pasillos debido a que el acceso está restringido por tratarse de un caso de instancia privada.

Con la presencia del tribunal presidido por la jueza Viviana Morici, el fiscal en jefe de la Tercera Circunscripción Judicial, Oscar Sívori, y los representantes de Fernández, Jorge Cantalejos y Juan Rosello, comenzaron a desfilar los testigos de la causa.

En primer lugar lo hicieron los padres de una de las víctimas, mientras que luego fue el turno de la madre de la otra niña, quienes no aportaron datos de relevancia. Tras una breve declaración de los progenitores, pasó frente a los magistrados el policía que encontró a Fernández con las niñas en El Carrizal.

El funcionario indicó que circulaba por el lugar cuando observó un Nissan Tiida gris a un costado del camino, metido en el ingreso a una huella que suele ser utilizada para andar en moto o cuatriciclo, donde el rodado se había enterrado, por lo que el conductor no podía salir del lugar. Acto seguido, se acercó y notó que un hombre se encontraba en el asiento trasero junto a una menor, mientras que la otra estaba sentada adelante, en el asiento del acompañante.

Consultado sobre la situación en la que encontró a Fernández y a las niñas, el policía contestó que no estaban practicando relaciones sexuales en el momento. Incluso, reveló que tanto el acusado como las menores se encontraban vestidos. Además, destacó que a la hora de concretar la aprehensión de Fernández, el joven tuvo una excelente predisposición, que nunca se resistió y que hasta fue amable.

El último testimonio que tuvo la jornada fue el de un compañero del policía, quien elaboró el acta de procedimiento con él, quien tampoco aportó mayores precisiones sobre el hecho.

Para mañana se aguarda que se presente a declarar el médico legista Walter Iván Saniga, quien realizó los peritajes a las menores tras el hecho. Allí aportará detalles acerca del resultado del hisopado para conocer si se encontraron restos genéticos de Fernández en los genitales de las menores. Además, en esos exámenes se conoció que una de las menores ya había tenido relaciones sexuales con anterioridad porque descubrieron que tenía sífilis.

El caso

Todo comenzó la tarde del 25 de enero cuando Fernández iba a bordo de su auto y tuvo el primer contacto con las dos menores.

El entonces funcionario judicial estaba con un amigo en el asiento del acompañante, de nombre Matías. Subieron a las chicas en la zona de plaza Italia, en San Martín, y las invitaron a tomar “un trago”.

Luego de permanecer algunos minutos en su departamento, el acusado las llevó hasta la zona de El Carrizal y abusó de una de ellas en el asiento trasero del vehículo, de acuerdo con la instrucción. Matías había dejado el lugar momentos antes y se volvió a su casa en micro.

Un policía de la subcomisaría de la zona, que había sido alertado por una pareja sobre la presencia de un sujeto en un auto con dos menores en una zona de un circuito de cuatriciclos, fue el que lo descubrió arriba de una de ellas mientras la otra se encontraba al lado del asiento del conductor. Al tratarse de menores de 14 años, como sostiene el Código Penal, por más que hubo consentimiento, estaba frente a un caso de abuso sexual, por lo que aprehendió a Fernández.

Cuando lo sorprendieron, el joven aseguró que las chicas le habían mentido con respecto a la edad. “Me dijeron que tenían 18 años”, le comentó al efectivo luego de contarle que trabaja para la Justicia. Sin embargo, horas después, la fiscal de Instrucción Valeria Bottini decidió imputarlo por abuso sexual con acceso carnal y luego pasó a la cárcel.

Fuente: Diario El Sol.-

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com