Proponen crear Centros de Salud Mental Infanto-Juvenil

Por Redacción

La iniciativa es de la legisladora Liliana Pérez (UCR) y se analiza en comisiones desde octubre de 2017. Busca extender a toda la provincia la atención profesional a jóvenes hasta los 18 años y reglamentar la práctica.

De acuerdo a lo que establece la norma, se indica que el principal objeto es “la atención, coordinación y ejecución de la política de prevención y protección de los padecimientos mentales de niños, niñas y adolescentes”.

Así, se establecerían en cada uno de los departamentos de la provincia, “unidades sanitarias dependientes de la Dirección Provincial de Salud Mental, o de la que en el futuro la remplace, Centros de Salud Mental Infanto Juvenil (CSMIJ)”. Asimismo, la autoridad de aplicación podrá establecer más de un CSMIJ por Departamento obedeciendo a criterios numéricos poblacionales o de demanda del servicio.

Según expresa Liliana Pérez (UCR) en los fundamentos del proyecto, se estima que “los trastornos mentales afectan a una de cada cuatro personas en algún momento de sus vidas, son problemas universales que afligen a toda la población: mujeres, hombres, niños y niñas, de todas las edades.

La carga de los padecimientos mentales en términos de morbilidad, mortalidad y discapacidad, alcanza dimensiones cada vez más relevantes que requiere de una respuesta apropiada de los sistemas de salud”.

Del mismo modo, expresa la legisladora que “un problema de salud mental puede empeorar un problema de drogas; y un problema de adicciones puede empeorar un problema de salud mental, como por ejemplo: depresión, ansiedad, trastorno bipolar, TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad, o ADHD), trastorno de personalidad antisocial y/o trastornos neurológicos diversos”, por lo tanto, resulta necesario disponer de los Centros de Salud Mental mencionados para realizar un abordaje interdisciplinario de las situaciones.

En cuanto a las funciones que desarrollará el equipo de salud mental infanto-juvenil, establece la iniciativa que se prestará una atención integral al niño y al adolescente con problemas y/o padecimientos de Salud Mental, mediante acciones de prevención, promoción, tratamiento y rehabilitación, que aseguren la continuidad de cuidados en el marco de la Atención Comunitaria; coordinará entre las distintas instituciones que tienen competencia en aspectos que afecten al desarrollo psicosocial de los niños y adolescentes; y redactar informes, cumplimentar historias clínicas, entre otras.

Asimismo, se hará la cumplimentación de datos de actividad y registro, siendo ésta actividad “imprescindible para la evaluación de los programas, así como para la planificación de los recursos humanos y materiales, y en definitiva para la mejora de la calidad asistencial”, remarca el articulado.

En el mismo sentido, se indica que “el nivel de actuación de los CSMIJ dentro del Sistema de Salud será el de Atención Especializada, en coordinación con Atención Primaria y con Atención Hospitalaria” y que “los Servicios de Atención Primaria tendrán un CSMIJ de referencia al cual remitirán la demanda”.

“Igualmente los CSMIJ actuarán en coordinación y relación con el tercer nivel de Atención Hospitalaria a fin de viabilizar la utilización de los recursos de hospitalización cuando la necesidad de cuidados en Salud Mental del paciente lo requiera e, igualmente, con el objeto de garantizar la continuidad de cuidados de los pacientes hospitalizados una vez concluido el período de estabilización, dado que el paciente continuará su seguimiento terapéutico en su CSMIJ de referencia”, subraya la norma también en su articulado.

Asimismo, Liliana Pérez argumenta en la iniciativa que “se estima que al menos uno de cada cinco niños puede tener algún problema de salud mental identificable y tratable, y que al menos uno de cada veinte jóvenes pudiera tener una perturbación emocional seria. La depresión severa, que anteriormente se pensaba que afectaba solamente a los adultos, ahora se sabe que afecta a 1 de cada 50 niños”, además de otras patologías que esto puede desencadenar.

Por lo expuesto, es que la diputada asegura que “la atención especializada resulta clave, siendo la Provincia de Mendoza pionera en el país y en América Latina en generar espacios específicos de identificación (y/o diagnóstico), tratamiento y atención en salud mental infanto-juvenil”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com