Medidas de prevención de infecciones respiratorias

Por Redacción 

Durante el invierno circulan distintos virus que producen enfermedades respiratorias entre las que se cuentan la bronquiolitis, que afecta principalmente a niños pequeños y lactantes; la enfermedad tipo influenza  o gripe; las infecciones respiratorias agudas graves  y las neumonías, por lo cual la cartera sanitaria puso en marcha la campaña invernal 2017.

La campaña se centra en las medidas de prevención a tomar en la familia, la importancia de la vacunación y los refuerzos de recursos  físicos y  humanos que se realizarán centros de salud y hospitales de referencias para atender la prevención y el aumento de las enfermedades respiratorias.

  • Lavarse las manos con agua y jabón después de volver de la calle, antes de cocinar o comer y después de ir al baño o cambiar pañales.
  • No automedicarse. El consumo de remedios sin receta puede producir intoxicación y ocultar los síntomas de la enfermedad, dificultando un diagnóstico correcto y empeorando el cuadro clínico.
  • Mantener reposo en la casa mientras continúe los síntomas.
  • Cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo para evitar contagiar a otros.
  • Cuidar el aire interior de las viviendas, evitar el humo de cigarrillo o de leña, y ventilar las habitaciones donde hay brasas o una llama (porque producen un gas venenoso, el Monóxido de Carbono, que no se ve ni tiene olor).
  • Cuidar la casa de la humedad, evitando que se junte vapor en los ambientes para que no se desarrollen bacterias o moho.

Para prevenirlas en bebés y niños:

  • Tener las vacunas incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación al día y llevarlos periódicamente al control médico.
  • Lavarse las manos antes y después de atenderlos y también lavarles las manos a los niños.
  • Evitar el contacto de los niños con personas afectadas por enfermedades respiratorias.
  • Acostarlos boca arriba siempre.
  • Darle la teta al bebé al menos hasta los 6 meses e incrementar la lactancia materna en caso de que el bebé se enferme y tenga pérdida de apetito.
  • Brindarles el abrigo necesario:
  • Evitar el abrigo excesivo y el uso de frazadas o mantas que lo puedan sofocar.
  • No darles medicamentos sin receta, ni remedios caseros o tés de ningún tipo.
  • Además, para evitar las intoxicaciones por monóxido de carbono, es importante dejar siempre una ventilación en todos los ambientes.

Un bebé necesita atención médica cuando:

  • Respira rápido y con silbidos o ronquidos
  • Se le hunde el pecho al respirar
  • Presenta decaimiento y rechaza el alimento
  • Tiene alta temperatura corporal (+ de 38ºC)
  • El riesgo es mayor si tiene menos de 3 meses, tiene bajo peso o es prematuro.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com